Ada Colau

Ada Colau

Barcelona, además de ser una ciudad de una gran vitalidad, tiene el orgullo de contar con una ciudadanía emprendedora y solidaria que siempre responde ante una situación de excepcionalidad. También sus entidades. En momentos de cambio ayuda tener a nuestro lado a quien no descuida ni la dimensión humana ni la búsqueda de la excelencia. El Consorci de la Zona Franca es un ejemplo de ello.

Superado el siglo de vida, el Consorci apuesta por impulsar el cambio tecnológico en las empresas y, al mismo tiempo, cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y su compromiso en la lucha contra la emergencia climática, la igualdad de género y el apoyo a la economía circular. Iniciativas como el centro de altas tecnologías 3DFactory Incubator, que permitirá el desarrollo de más de 100 nuevos proyectos de jóvenes emprendedores en cinco años, supone un ejemplo claro en esta línea.

«El Consorci de la Zona Franca demuestra año tras año que es un activo imprescindible para la gran área metropolitana»

Esta nueva economía convive en la Zona Franca con una actividad productiva, industrial y logística madura, cuya importancia queda patente al contribuir con el 11% del producto interior bruto de toda la provincia de Barcelona y más de 137.000 empleos.

El Consorci de la Zona Franca demuestra año tras año que es un activo imprescindible para la gran área metropolitana. Un activo sólido y preciado que nos sitúa en el mapa de las regiones más punteras de Europa. Una entidad que pone a las personas en el centro y se compromete al cumplimiento para el año 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Felicidades por el buen trabajo.

Ada Colau Ballano

Alcaldesa de Barcelona y presidenta del Plenario del Consorci de la Zona Franca de Barcelona

Pere Navarro

Pere Navarro

Este mundo sumergido en una emergencia climática, que al mismo tiempo atraviesa un disruptivo cambio productivo, corre el riesgo de olvidar que el progreso no se justifica a sí mismo, sino que debe tener en las personas y su entorno su razón de ser. Así lo consideramos desde la Zona Franca, donde hemos hecho patente nuestro compromiso con la sostenibilidad y las personas, sobre todo con las jóvenes generaciones. Ellas, y no simplemente el entramado económico-empresarial, constituyen verdaderamente el motivo de nuestra existencia.

En 2019, la Zona Franca ha definido explícitamente su visión, misión y valores y ha expresado con hechos su empeño respecto a la innovación, la sostenibilidad y los objetivos de la Agenda 2030, una nueva declaración de derechos del planeta que pone el foco en las alianzas para progresar y en la necesaria sostenibilidad de la civilización en relación con el entorno.

«La nuestra ha de ser una nueva cultura industrial que conviva con el marco urbano y natural»

Para nosotros, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la innovación son dos palancas que se retroalimentan y hacen posible el avance humano. Como el mundo es de los atrevidos, no hemos dudado en impulsar proyectos disruptivos como el 3Dfactory Incubator, la primera incubadora europea de impresión 3D que inauguramos el pasado ejercicio, y el espacio dedicado a las nuevas tecnologías 4.0 Dfactory, la catedral de la nueva industria en la que invertiremos 17 millones de euros y cuya inauguración está prevista para finales de 2020.

Nuestra singular entidad se caracteriza por su atrevimiento a explorar nuevos escenarios de futuro y por ser proclive a la anticipación, especialmente en el campo productivo e industrial. La nuestra ha de ser una nueva cultura industrial que conviva con el marco urbano y natural. Creemos que la Zona Franca es el laboratorio ideal de esta nueva cultura productiva que ha de asentarse internacionalmente y no hemos dudado en apostar por este modelo en citas globales como el Congreso Mundial de Zonas Francas que acogimos en junio de 2019.

Por ello, apoyamos la innovación y el pensamiento lateral para avanzar. Estamos abiertos a entablar acuerdos con todo aquel que ofrezca soluciones de interés público con vistas a la economía del futuro, la de las nuevas generaciones. Sinceramente, creemos que tejer alianzas para objetivos comunes es el único modo de progresar y, de ahora en adelante, constituirá la prueba del nuevo liderazgo de cualquier organización humana.